Arte, ES

Pintura Abstracta de los 60 en el Guggenheim de Nueva York

A través de una selección exclusiva de pinturas, el Guggenheim de Nueva York brinda a sus espectadores una oportunidad para reconectar con uno de los periodos más influyentes y tal vez menos populares del expresionismo abstracto.

The Fullness of Color: 1960s Painting” — El título de la exposición hace referencia al influyente curador de arte y escritor Lawrence Alloway, quien en 1966 organizó los sistemas de exhibición de arte moderno. Este periodo se encontró a los Estados Unidos sumergido en una cultura avant-garde alimentada por el trabajo abrasivo de Pollock y de Kooning durante los 50.

The fullness of Color Guggenheim Nueva York

El evento fue organizado por la curadora Megan Fontanella con apoyo de Indira Abiskaroon asistente de curadora y colecciones. La colaboración de la fundación LLWW y Barbara Silfka también fue clave para reunir las obras de la exhibición.

La entrada de los 60 vio una ola de pintores enfocados en el uso de acrílicos y lienzos sin imprimar para lograr un trabajo más colorido. Los artistas usaron el empapado, rociado y esparcido de pintura en lienzos de algodón lo que generó una estética única y plena.

La exhibición busca ofrecer una experiencia inmersiva con algunas de las piezas más relevantes del arte no representativo abstracto del siglo 20. A través de la exposición veremos la manera en la cual la década de los 60 resolvió sobre los parámetros de escuelas y estilos pictóricos, para romper y restablecerse con libertad plena de jerarquías y estrategias geométricas.

Los artistas del color de los años 60 como Helen Frankenthaler, Jules Olitski, Morris Louis o Kenneth Nolan forma la estructura centrales de la exposición. Estos rescatan el abstraccionismo que a principios del siglo 20 estaba adelantado a su tiempo y malentendido. Como en 1915, momento en el cual Kandinsky abandonó la forma y se enfocó en la improvisación sin formalidades.

Kandinsky: P “Improvisation 26” 1912

Estos artistas retomaron una forma de arte que fue ignorada alguna vez, y le dieron lugar en la historia. Es preciso también señalar la originalidad estética y abstracta de cada uno de estos exponentes de la pintura.

“The Fullness of Color: 1960s Painting” es una exposición que exhibe el renacimiento de la pintura abstracta. Obviada por muchos desde la década de los 50 cuando Rothko y Pollock decidieron apelar a la emoción del espectador. 

“The Fullness of Color: 1960s Painting” Guggenheim Nueva York

Aportes y Artistas  
A pesar de sus diversas técnicas el colectivo de los artistas en exhibición buscaban generar y comunicar impacto emocional a primera vista. La ejecución de estos según Alloway ¨combinaba economía de forma y plenitud en color¨.  

La forma y simetría tal como lo describe el célebre curador del Guggenheim de Nueva York, pasaban a un plano secundario. Las pinturas de Frankenthaler, Louis y Morris por ejemplo apenas asimilan geometría al azar, sin embargo son utilizadas como un recurso secundario.

Helen Frankenthaler
Por su parte, los finos lavados de acrílicos aplicados a lienzos de algodón fueron un aporte innovador por parte de Helen Frankenthaler. Su obra le dio lugar como la mayor contribuyente femenina a la pintura de la posguerra americana.

Frankenthaler es una artista ejemplar en el uso abstracto de la forma, su ejecución geométrica es fluida, lírica y simplificada en composición. Su estilo y abstraccionismo parten de la espontaneidad y lo que ella explicó alguna vez como ¨Una buena imágen solo ocurre una vez¨.

Fue también de las primeras artistas que unificó su lienzo con la pintura sin intención de diseñar una bella imagen. Frankenthaler al igual que otros artistas de la exhibición trabajaban bajo la idea de cómo el color puede crear un espacio. Esta idea se puede apreciar en autorías que consisten de un cuarto utilizado como lienzo.

Morris Louis 
Louis es uno de los varios artistas en la exposición que eliminaron la apariencia gestual de sus obras mediante la ejecución del teñido y manchado. Al igual que Noland, Louis fue influenciado por su amistad con Frankenthaler y decidió experimentar con pinturas diluidas en lienzos sin imprimar.

Louis tomó la pintura diluida en lienzos sin estirar o imprimar para lograr un efecto de fluidez natural que caracteriza su obra y estilo abstracto. Parte de su proceso fue también su discomfort hacia la pintura en superficies planas, lo que según Louis parecía hacer al arte aburrido e insípido.

Louis acredito muchas de sus ideas a Frankenthaler e incluso la describió como el puente entre Pollock y lo posible. La ejecución en este caso vino como fruto del descontento hacia las formas tradicionales de la pintura, incluso en lo abstracto.

Kenneth Noland 
Kenneth Noland es quizás el artista más simétrico de la exposición. Igual que Morris tuvo una influyente amistad con Frankenthaler pero a diferencia de sus amigos, Noland se apoyaba en la geometría como punto de partida. 

Noland fue académico, asistió a Black Mountain College después de la segunda guerra mundial donde aprendió a profundidad acerca de la teoría del color. El empleo teórico del color en la obra de Noland se hace muy presente, de hecho opaca el uso de figuras casi completamente. El estilo particular de Noland ofrece un enfoque distinto a la corriente a la que pertenece, con un uso del color fundamentado en la sensibilidad. 

Tal vez lo más característico de Noland puede ser su cruce entre asimetría y simetría coexistiendo en un lienzo armoniosamente. Como ejemplo claro de esta característica están sus triangulos con pintura esparcida y sus diamantes o cheurones en manchado.

Su idea central fue hacer piezas enfocadas en el arte más que el artista. Para lograr esto, buscaba dejar espacios en blanco, contrastando lo elaborado. Noland buscaba simplificar la abstracción, y por este motivo buscaba precisar el manchado más que usar pinceladas. Estos factores lo hacen sumamente distintivo en la historia de la abstracción, volviéndolo así una figura fascinante.

La exhibición estará abierta al público hasta el 2 de Agosto de 2020
Guggenheim de Nueva York – 1071 5th Ave, New York, NY 10128

Mas exposiciones en el Guggenheim (en inglés):
https://vagazine.com/blog/art/artist-francesca-woodman-art-images-new-york/